Unido a...

jueves, 6 de agosto de 2009

LA ÚLTIMA NOCHEVIEJA DE LA HUMANIDAD, de Niccolò Ammaniti



Niccoló Ammaniti (Roma, 1965) Escritor italiano, perteneciente a la generación conocida como "Los caníbales". Es con esta compilación de narraciones, Fargo, (la última nochevieja de la humanidad, traducción al español) que la obra de este creador se acerca a los lectores hispanohablantes por primera vez. Poseedor de un estilo crudo y, al mismo tiempo, divertido, que le ha valido ser emparentado con creadores como Quentin Tarantino o Robert Altman. Es palpable la influencia del cine norteamericano en la elaboración de sus historias.


Horror y humor, elementos predominantes a lo largo de las historias que conforman esta obra. La cual le valió un reconocimiento, tanto de los lectores como de la critica, a nivel internacional.


La narración con la cual abre el libro y, que además, da titulo a todo el conjunto la última noche vieja de la humanidad, bien podría ser considerada una novela corta. En ella se expone una gama de visiones distintas con respecto a esta fecha, unas optimistas, las otras pesimistas, como ejemplo la siguiente:


Pasar. Pasar de todo. De cualquier cosa. Tranquilo. Un buda. Quedarse encerrado en la habitación. Parapetado en el búnquer. Poner un disco y hacer como si no fuera una noche especial, sino una cualquiera de un día cualquiera (...) Encendió el tocadiscos. Los Nirvana. Sentía que había algo vagamente heroico en su modo de actuar, quizá incluso ascético, en su desprecio del mundo y la diversión a toda costa.


De manera paradójica ¿o quizá, no tanto? la primera posición con la que asume el tratamiento del tema pasa de uno al otro extremo: de la búsqueda primera de una "diversión a toda costa" pasa a otra de total rechazo, una apatía que pasa de todo.


Y todo esto porque es nochevieja. ¡De locos! Tercer mundo.


La historia que comienza a las 19:00 horas y habrá de finalizar en la mañana del día siguiente, es una exposición fragmentaria de personajes que giran alrededor de tan significativa fecha. La cual ha sido fuertemente mercantilizada por la sociedad de consumo, a través de los medios de comunicación. Publicidad que algunos rechazan sin cortapisas, mientras otros parecen asumirla de manera tacita, sin mayores cuestionamientos. Llevados sólo por la inercia de la tradición y la educación familiar.


Hay que encontrar apoyos firmes, se decía. Apoyos fijos, sólidos, para cambiar la vida. Empieza un año nuevo y entonces yo me convierto en un hombre nuevo. Me deshago de las viejas costumbres y le hecho huevos. Me convierto en una persona seria.


La similitud de la anterior reflexión, por parte de uno de los personajes, con la idiosincrasia del mexicano promedio es en verdad sorprendente. Lo cual bien podría servir de pie para abrir un dialogo con esta tradición literaria. ¿O será que la propaganda mediatica es la misma aquí y en China? Tal vez. Como sea, lo importante es señalar el rasgo conformista de quien gusta depositar siempre sus esperanzas en un futuro que jamás le habrá de pertenecer. Esas patéticas gentes que luego de comer y descorchar el champán y brindar por el año nuevo. Por los éxitos futuros. Posteriormente se encontrará haciendo fila frente a las casas de empeño. A menos que un chispazo le permita abrir los ojos a la realidad, y sea capaz de observar el mundo tal y como éste es, tal y como ha dejado una secuela de fracasos a los largo de los años.


¿Y tú querida, qué tienes que celebrar? ¿Qué es lo que esperas del año nuevo? Bueno...Quizá...Podría...¡No! Ni lo intentes. Nada. Ni hablar. Tú ya te tragaste tu dosis de mierda, incluso quisiste pasarte de la raya, te atiborraste. Ahora estas llena. De modo que basta.


Poco a poco, la realidad va guiando a los personajes hacía una postura pesimista ¿realista? de lo que representa esta fecha sobrevalorada.


No es más que otra estupida convención social. Otro producto de esta estúpida civilización del consumo (...) La paz y la alegría se encuentran en los recovecos más escondidos de nuestra mente. Allí siempre hay una fiesta, lo único que hay que hacer es encontrar la puerta de entrada.


El autor nos arroja, de manera inesperada, pistas acerca de posibles "escapatorias" a la situación planteada, al pesimismo que permea de inicio a fin la trama. Los destinos comienzan a entrecruzarse y, con ello, los sucesos se multiplican, las directrices apuntan a todas partes, lo cual mantiene el interés del lector fijo en la narración, lo sujeta a un deseo de saber en qué terminará tan desquiciada historia. Justo en medio de las acciones más disparatadas. Uno de los personajes parece arrojar al lector un cuestionamiento a manera de examen,


- Bueno, ¿has entendido? La noche vieja la llevamos dentro. No está fuera. Es un puto examen, y no hay estrategias para afrontarlo, él siempre te la juega. Es más fuerte. No hay más cojones. Te destroza. Te machaca (...) No hay nada que hacer, en un momento dado de la velada te preguntas: ¿qué has hecho este año? ¿Y qué vas a hacer el siguiente? ¿Vas a cambiar? ¿Conseguirás cambiar? Miras a tu alrededor y ves gente de fiesta, que se divierte, que te pone la mano en el hombro y te dice que te quiere. Y te besan (...) ¡Que asco!


Esto sería suficiente para valorar el trabajo de este escritor lejos de lo que comunmente se conoce como simple literatura de evasión.


Ya casi para cerrar el relato, se desata "una guerra tan antigua como el mundo: Proletariado contra Nobleza infame". Por supuesto, de una manera simbólica, representada por una horda de hinchas futboleros contra residentes de una de las villas más lujosas y confortables.


El desenlace resulta de lo más inesperado. Luego de una masacre, sólo sobrevive quien menos deseaba hacerlo.


El resto de las narraciones, de menor extensión, aunque no por ello de menor intensidad, se mantienen dentro de una línea de droga, violencia y unos finales casi siempre inesperados.




12 comentarios:

Frodou dijo...

muy buen post...

redjam_devil@hotmail.com dijo...

¿Dónde conseguiste este libr? ¡me muero si no lo leo!

Valentín Corona dijo...

Hola, redjam..., el libro lo conseguí en una feria del libro de Río Verde, San Luis Potosí, si mal no recuerdo. La verdad sí fue una joyita, además de una ganga...mmm, la verdad no sé en qué librería podría estar, nunca lo he visto en alguna. No sé voy a investigar y te comento, va?
Saludos.

tom dijo...

Yo lo leí hace cosa de un año y me gustó muchisimo. Suerte que las bibliotecas nos ofrecen la oportunidad de conocer a autores como este. Y, por cierto, acabo de encontrar otro libro suyo. A disfrutar!

Valentín Corona dijo...

Felicidades, Tom. ¿Puedo preguntar en dónde queda esa biblioteca que mencionas? Por mi parte, ni en las librerías he podido conseguir algún otro titulo de este autor. Lo que encontré fue una película basada en una de sus obras. Así que disfruta tu lectura, y, si lo vale, más adelante la recomiendas, va?. Saludos.

Anónimo dijo...

No sé si tú blog siga activo pero, de verdad me gustaría un chingo adquirir ese libro de Ammaniti, llevo años tratando de conseguirlo, soy de Veracruz y pues no sé, suena muy pendejo pero te pagaría por sacarme copias de tu libro, de verdad que lo haría.
Guillermo Lozada

Francisco Aparicio dijo...

Hola que buen libro y no solo ese si no otros del autor Niccolò Ammaniti
lo que mas me molesta que no he podido conseguri ese libro y ninguno de los otros de este autor.
si sabe donde puedo conseguir este libro en el D.F. se los agradeceria mucho.

Aparicio dijo...

muy buen libro y ay algunos otros de Niccolò Ammaniti que son muy buenos tambien.
Lastima que no he podido conseguri ninguno de ellos si saben donde poder conseguirlo en le D.F. se los agradeceria infinitamente.

Valentín Corona dijo...

Va, Guillermo, veo cómo le puedo hacer para compartir el libro. Si gustas pásame una dirección electrónica, te parece? Saludos.

Anónimo dijo...

Apenas volví a ver tu blog y vi que respondiste. Todavía sigo muy interesado, mira mi correo es killerstrokes@hotmail mi twitter https://twitter.com/Lord0fNoise mi facebook https://www.facebook.com/Memo.Carnede.Rex por cualquier cosa, ya tienes todo. Haz lo posible mi buen. De verdad te lo agradeceré y de poderse hasta pagaré. Saludos.

Anónimo dijo...

killerstrokes@hotmail.com ojalá algún día me lo puedas mandar por pdf o algo.

Guillermo Lozada Castillo.

carlos salcedo odklas dijo...

para los interesados este libro de puede descargar gratuitamente en ebiblioteca.org un saludo.